Crema Volteada

Crema Volteada

La crema volteada es uno de los postres más deliciosos para comer después del almuerzo. Con su delicado y dulce sabor es ideal para toda la familia. Este postre se parece un poco a la leche asada y al flan, no obstante, muchos consideran a la crema volteada es más sabrosa. Esto debido a su sabor ligero y no tan empalagoso.

Aunque para muchas personas resulta complicada su preparación, solo es cuestión de práctica. Hoy te mostraremos paso a paso una manera fácil y deliciosa de preparar crema volteada. Toma en cuenta todos los ingredientes y obtén un delicioso postre.

 

Consejos

Para evitar que se cristalice el caramelo se le puede agregar el jugo de medio limón. Si no tienes limón a la mano, puedes usar vinagre blanco. No obstante debes tener cuidado de echar solo unas gotitas, en caso contrario, su fuerte sabor estropeara el caramelo.

Para evitar las molestas burbujas en la crema asegúrate de batir sin levantar mucho los huevos. Asimismo, agrega la leche condensada primero y mezcla sin batir con una espátula para tortas.

Es muy importante cocinar a baño maría, para obtener la textura suave y jugosa característica de la crema volteada. Si no tendría un sabor y presentación similar a la leche asada.

Presentación

La crema volteada se sirve desmoldada, así que ten cuidado al momento de retirar el molde. Una vez en un plato le puedes agregar más caramelo, puedes usar el que queda en el fondo del molde o preparar más, agregando más agua. Puedes decorar con alguna frutilla o una hojitas de menta.

Formas de preparación

Si no cuentas con horno, puedes cocinar la crema volteada a baño maría en una hornilla. Deberás calentar agua en una ollita y sumergir el molde. Debes mantenerlo estable por los 45 minutos que se debe cocinar. Asegúrate de mantener la hornilla a fuego medio.

Calificación de la receta

  • (4.3 /5)
  • 12 ratings